CTSJ

NOTICIAS

Actualidad CTSJ

NOTICIAS

Hermanas Carmelitas Teresas de San José


MI ALMA GLORIFICA AL SEñOR Y MI ESPíRITU SE ALEGRA EN DIOS MI SALVADOR

(Lc 1, 47)En este momento de gracia, de mi Profesión perpetua, hago mías las palabras de María al sentirse llamada para ser la Madre del Salvador. Como Ella, yo también me siento dichosa, pues el Dios de la Vida ha querido consagrarme para siempre, hacer una alianza de amor conmigo, para ser instrumento de su misericordia, cauce de su ternura, como Hermana Carmelita Teresa de San José.En los preparativos que mis hermanas y la Fraternidad Carmelitana de San Luis Potosí realizaron con anterioridad a este gran acontecimiento, con tanto cariño, y alegría, y sin descuidar ningún detalle, experimenté el amor incondicional de Dios. Fue muy significativo para mí que mis hermanas cantaran en mi profesión, y que lo hicieran de forma tan bella, ya que era mi deseo que ellas me acompañaran en la alabanza al Dios de la alianza, como un signo de lo que deseo que sea mi existencia.Me ha desbordado la gratuidad del Párroco y la comunidad de la Parroquia de la Anunciación, de San Luis Potosí, en la que se respiraba un ambiente de familia, de acogida, alegría y gratitud, que me ayudó a vivir este momento cumbre de mi vida con hondo sentido eclesial, sintiéndome parte de una Iglesia misionera, y en comunión con mis hermanas de Congregación. Experimenté su cercanía y su profunda unión conmigo en mi gozo inmenso de ser consagrada para Dios y para mis hermanos y hermanas a quienes soy enviada en misión, en sus detalles, su oración y sus manifestaciones de alegría y cariño.El que pudiera estar mi familia acompañándome en este momento tan decisivo en mi vida fue una hermosa oportunidad de hacerles partícipes de mi consagración al Señor, que me ha elegido y me mira con ternura y misericordia, y poder agradecer, también, todo el bien que Él me ha hecho, sintiéndonos una sola familia con mi familia religiosa, a la que pertenezco ya definitivamente y en la que quiero entregar toda mi vida y todo en mi vida, para ser transparencia de la Misericordia del PadreEl Padre Carlos Alejandro González Ibarra, Misionero del Espíritu Santo, y Vicario episcopal para la Vida Consagrada de San Luis Potosí, que presidió la Eucaristía, con su entrañable presencia y cercanía favoreció que pudiera vivir este momento con profundidad y unción, y la oración de quienes me acompañaron, me llenó de serenidad y de paz al ratificar públicamente mi opción definitiva por seguir a Jesús como Carmelita Teresa de San José, convencida de que sólo desde la oración y la fe puedo responder con fidelidad a la fidelidad de Dios en mi vida.Mi corazón, durante la celebración eucarística, oró constantemente al Señor, haciendo de este momento un «si» permanente, contemplando su rostro y saboreando su presencia. Me sentí íntimamente unida al corazón de Jesús y pasé por mi corazón muchos momentos y experiencias que han fortalecido mi vocación y rostros y nombres de hermanas que han sido mediación de Dios para que yo haya podido perseverar y llegar a este momento. Sé que el Señor no me abandona y que siempre encontraré en mi camino hermanas que me ayudarán a perseverar, y me nutrirán con su experiencia de fidelidad y entrega.Agradezco a cada Carmelita Teresa de San José por acogerme y ayudarme a vivir mi vocación, y a caminar con ellas para anunciar el Reino de Dios, siendo cauce y don de misericordia.
Hna. Margarita Muñiz Tobías, ctsj

Ver Noticia

CAMINO DE SANTIAGO

Con alegría compartimos la grata experiencia del Camino de Santiago que hemos vivido en la Provincia Santa Teresa entre los días 24 de julio y 2 de agosto. Llevábamos todo el curso preparándolo y ha resultado muy buena experiencia, muy enriquecedora.El Camino de Santiago es una ruta que recorren los peregrinos hasta la ciudad de Santiago de Compostela donde se veneran las reliquias del apóstol Santiago el Mayor. La gran afluencia de peregrinos a lo largo del tiempo fue definiendo diferentes caminos por los que peregrinar hacia Santiago.En nuestro caso, acordamos recorrer el último tramo de la ruta que sigue el camino portugués, iniciando en Tui, población que limita con Portugal. Así, nos congregamos un grupo de 33 personas que iniciamos la peregrinación, entre las que nos encontrábamos las Hnas. Judith Blanco y Merche Trigo. En la organización de cada día, habíamos previsto caminar por la mañana y tener la tarde para descansar, visitar la población a la que habíamos llegado, celebrar la Eucaristía y otras actividades de grupo que teníamos preparadas.Las distintas etapas que hicimos nos permitieron conocer Tui, Porriño, Redondela, Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón, Milladoiro y Santiago, en total unos 117 kilómetros. En Caldas de Reis se unieron al grupo tres niños más del Hogar de Santa Marta acompañados por la Hna. M. Irene Sastre. En total, 37 personas llegamos a Santiago el día 1 de agosto. Allí participamos en la misa de 12, misa del peregrino, en la catedral. Al iniciar la celebración, se nombraron a todos los grupos llegados en ese día a Santiago, entre ellos el nuestro. Fue una celebración muy bonita, el sacerdote tuvo unas palabras de acogida muy acertadas y nos ayudó a caer en cuenta del sentido de hacer una peregrinación. Además, tuvimos la oportunidad de ver en funcionamiento el botafumeiro, que con el incienso que desprende, quiere simbolizar las ofrendas que todos elevamos a Dios.Agradecemos el clima cálido de confianza, acogida y alegría que reinó en todo momento en el grupo, conformado por personas de distintas edades, jóvenes y adultos procedentes de Tarragona, Sabadell, Santurce, Santa Marta y Reus. Es una experiencia que nos ha marcado a todos y hemos quedado con ganas de repetir. Por todo damos gracias a Dios. Nuestro reto es vivir la vida cotidiana con este mismo espíritu de solidaridad, compañerismo, servicio y amistad.
Hna. Mercedes Trigo Prunera, ctsj.

Ver Noticia

RENOVARNOS PARA ENTREGARNOS: ID Y PROCLAMAD

(Mc. 16,15)Con alegría y fiesta en el corazón, compartimos la acción de Dios en la 38a Asamblea de la Delegación Nuestra Señora de Guadalupe, que se llevó a cabo en México D.F., los días 19-22 de julio de 2014 y fue presidida por nuestra Superiora General la hermana María Rosa Bernardo Llamazares.Iniciamos este Kairós disponiendo el corazón y afinando el oído interior con un día de Retiro y oración, orientado por el P. Ricardo Pérez, Provincial de la Orden del Carmen Descalzo, quien de manera sencilla y profunda nos introdujo en la reflexión a partir del texto evangélico: «Llamó a los que quiso, para estar con él y enviarlos a predicar» (Mc. 3,13), para ahondar en las Disposiciones de nuestro XXVI Capítulo General y hacer vida el lema de nuestra Asamblea: «Renovarnos para entregarnos: Id y proclamad».Y cada día, en la Eucaristía, nos ayudó a preparar el camino, para iniciar la jornada de reflexión y trabajo, iluminada siempre desde la Palabra. Nos instó a vivir nuestra vida consagrada como una hermosa «Parábola» que comunique de manera y nítida y elocuente los valores del Reino e invite a otras a vivir nuestro estilo de vida.El segundo día, la Hna. Cecilia Barreda Merino, Superiora Delegada, dio la bienvenida, en nombre de las hermanas de la Delegación, a la Hna. Ma. Rosa Bernardo, Superiora General, quien en sus palabras de apertura, agradeció a Dios por la vida y misión del Instituto en tierra mexicana, nos invitó a fortalecer nuestra identidad de Carmelitas Teresas de San José, a ser presencia significativa en el mundo y a estar atentas a las mociones del Espíritu, para descubrir los caminos por los cuales quiere conducir a nuestra Demarcación, especialmente allí donde la vida clama. Con este mensaje dio por inaugurada la 38 Asamblea de Delegación.En ambiente de oración, y apoyadas en la dinámica metodológica del Ver, Juzgar, Actuar y Celebrar, discernimos nuestra realidad delegacional a la luz del documento del XXVI Capítulo General y elaboramos las líneas de acción para el trienio 2014-2017 y quedamos sorprendidas al descubrir la claridad con la que Dios nos iba mostrando su voluntad en aquellos temas y realidades prioritarias para la Demarcación que hemos de asumir con responsabilidad y pasión en el nuevo trienio. Cada día concluimos el trabajo silenciando el corazón y recogiendo en una bitácora de discernimiento, las llamadas del Espíritu.El tercer día, en la tarde, tomaron posesión de su cargo las hermanas nombradas por el Gobierno General para los cargos de Delegación. Y en su palabras de clausura de la Asamblea, la Hna. Ma. Rosa Bernardo nos ayudó a tomar conciencia del paso de Dios en nuestra vida durante estos días, la vida reflejada en las Memorias del trienio pasado, las prioridades de la Delegación, la vivencia fraterna, la reflexión y discernimiento personal, el trabajo de grupos y los plenarios. La celebración de ésta 38a Asamblea de Delegación, dijo: Debe responder a la urgencia de vigorizar nuestro sentido de identidad y pertenencia como mujeres centradas en el Evangelio, que viven la pasión por el Reino, éste es el desafío que se presenta a ésta joven Demarcación, también nos recordó que son tres los pilares que deben sostener nuestro camino y que surgen del lema: renovarnos para entregarnos, id y proclamad y crecer en sentido identidad y pertenencia como Carmelitas Teresas de San José.Damos gracias a Dios que nos ha permitido vivir estos días de encuentro y de trabajo en un ambiente fraterno, orante y festivo en el que juntas hemos buscado su voluntad para responder en fidelidad a su proyecto en el trienio que ahora comenzamos.
Hna. Rosa Nelly Pérez Hernández ctsj.

Ver Noticia
Por favor Acepta todas las cookies para ver todo el contenido.