CTSJ

Somos

Identidad

Carisma

Hermanas Carmelitas Teresas de San José


Las Hermanas Carmelitas Teresas de San José prolongamos el don de gracia otorgado a nuestras Venerables Madres Fundadoras Teresa Toda y Teresa Guasch, madre e hija, quienes se sintieron animadas a seguir a su Cristo que se les presentó lleno de misericordia.

El carisma que el Espíritu Santo derramó sobre Teresa Toda y Teresa Guasch está vinculado a su experiencia de vida, y es una llamada a configurarse con Jesús en el misterio e Anonadamiento Infancia Espiritual, don que ha sido dado a cada una de las Hermanas Carmelitas Teresas de San José a través de los tiempos.

Hemos experimentado la mirada misericordiosa de Dios que nos lleva a mirar compasivamente a nuestros hermanos.

Seguimos a Cristo y, consagradas para la misión, cooperamos en la propagación de su Reino. Formamos así, en la Iglesia, un Instituto religioso verdadera y plenamente apostólico. Se nos invitan a vivir con valor, la audacia, la creatividad y la santidad necesaria para responder a los signos de los tiempos que surgen en el mundo de hoy.

El Espíritu Santo suscita también en los laicos el don carismático otorgado a las dos Teresas para seguir dando vida a los pequeños, al servicio de la Iglesia.

Anonadamiento

Experiencia de vivir sumergida en el misterio de la cruz de Jesucristo, en su entrega hasta el amor extremo, que nos impulsa a amar, a donar la vida hasta las últimas consecuencias.

Infancia Espiritual

Experiencia que vivió Jesús con relación a su Padre, Abbá. Es confianza filial, abandono en los brazos de Dios, es saberse arropada por la ternura desbordante de Dios, por su misericordia y compasión, que nos hace ser cauce de esa misericordia ante todo ser humano, especialmente con los más abandonados y heridos por la orfandad.

 

Por favor Acepta todas las cookies para ver todo el contenido.