CTSJ

LEMA DE PASTORAL: CONÉCTATE, SIENTE EL MENSAJE DE JESÚS

Hermanas Carmelitas Teresas de San José


Estamos llamados a ser «personas en plenitud», que buscan el sentido de las cosas, que día a día construyen la felicidad a base de la relación con uno mismo, con Dios y con los demás. ¡Hay que conectarse!

 

Hay que aventurarse a ser lo que estamos llamados a ser, no conformarnos con vivir a la ligera, sin conocimiento, sin experiencia, sin encontrarnos con el amor infinito que nos hace «humanos» «hijos» «hermanos».

 

Y, ¿Por qué conectarse?

 

Muy simple… ¡Vivimos desconectados! Actuamos muchas veces indiferentes, superficiales. Vamos por la vida sin identidad, sin experiencias que nos marquen y nos trabajen por dentro.

 

CONSIGO MISMO


Hay que conectarse desde lo más profundo, CONSIGO MISMO. Porque somos un regalo de Dios, las criaturas más hermosas de su creación. Somos un tesoro, únicos e irrepetibles, somos una bendición para Dios Padre, para el mundo y para los demás.

CON DIOS, EN LA PERSONA DE JESÚS


Hay que conectarse desde lo más profundo, CON DIOS, EN LA PERSONA DE JESÚS. Porque en él está el sentido de nuestras vidas. Nos decía Santa Teresa de Jesús: “Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta” es decir, quién esté más unido a Cristo tendrá una vida fecunda en todas las dimensiones de la vida. Porque en Él está la verdadera felicidad, se trata de aprender a vivir en unión con Dios cada día, desde los valores de Jesús de Nazaret que nos invita a experimentar el amor, el perdón, la armonía, la solidaridad, la misericordia.

CON LOS DEMÁS


Hay que conectarse desde lo más profundo, CON LOS DEMÁS. Porque no somos islas, no vivimos solos y no podemos ser felices solos. Nos necesitamos los unos a los otros, y en especial, hay personas que, por su realidad compleja y sufrida, necesitan con más urgencia de nuestra amistad y servicio. Necesitan que estrechemos nuestra mano para la solidaridad, para el encuentro, para generar vida.

Por favor Acepta todas las cookies para ver todo el contenido.