zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
27/06/2019
LA VOCACION: TAREA DE TODOS JOVENES, FE Y DISCERNIMIENTO VOCACIONAL
Los días 17 al 20 de junio de 2019 tuve la fortuna de participar del VI Congreso Nacional de Pastoral Vocacional en la ciudad de Bogotá en el colegio Agustiniano Norte.

Este congreso estuvo organizado por la Conferencia Episcopal de Colombia en unión con la CRC y la CLAR la Iglesia se hizo presente con 500 representantes de diferentes regiones de nuestro país, entre ellos obispos, sacerdotes, diáconos permanentes, rectores de seminarios, vida religiosa, laicos comprometidos, jóvenes líderes y grupos de familias dirigentes de diversos grupos pastorales.

El tema del VI Congreso Vocacional: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Y el lema: Vocación: “tarea de todos”. Los destinatarios fueron principalmente los animadores de las tres pastorales: pastoral familiar, pastoral juvenil, pastoral vocacional y laicos comprometidos con la pastoral vocacional. Presidente del Centro Pastoral para la comunión eclesial Monseñor José Roberto Ospina, obispo de Buga. El gestor responsable del Congreso el Padre Manuel Hernando Vega, coordinador del Centro de Pastoral para la comunión eclesial de la Conferencia Episcopal de Colombia, éste contó con equipo colaborador y directores de los diferentes departamentos.

El objetivo del VI Congreso Vocacional, fue promover a partir de las conclusiones del Sínodo de los jóvenes, la fe y el discernimiento, la cultura vocacional, con mensaje esperanzador a quienes desean hacer una opción gozosa de entrega y seguimiento del Señor.
 
El desarrollo del VI Congreso Vocacional se llevó acabo con armonía, participación e integración en los talleres por grupos organizados. Los ponentes fueron los Señores Obispos de Colombia, teniendo como telón de fondo el Sínodo de los Jóvenes y profundizando el texto Bíblico de los Discípulos de Emaús Lc 24, 13 – 35, desde el método ver, juzgar y actuar. El punto de partida. Es el ver: “Caminaba con ellos”. Luego un encuentro. El juzgar: “Se le abrieron los ojos”. Y finalmente una misión. El actuar: “En seguida se pusieron en camino”.

Los ponentes cada día desarrollaron una temática de acuerdo al texto Lc 24, 13 – 35 y lo hicieron desde su misma experiencia, exhortando y animando a quienes participamos.

El primer día titulado “caminaba con ellos”, lo dirigió Monseñor José Roberto Ospina León Gómez, haciendo énfasis en la vocación inicial del Ser humano que descubre el misterio y la grandeza de Dios en su propia vida el hombre y la mujer es un ser para la misión y en ella descubre la alegría del servicio. El joven está llamado a descubrir su propia realidad desde la escucha y la acogida de su propio ser.

El segundo día fue titulado “Se le abrieron los ojos” y lo dirigió Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, quien profundizó en unas claves de lectura fundamentales del tema sinodal y quien explicó el método sinodal. El ver: reconocer, juzgar: Interpretar y el actuar: elegir, desde la realidad de los jóvenes. Surge un nuevo pentecostés, es decir que la juventud de la Iglesia se abre a la gracia de un nuevo pentecostés.

El último día, “En seguida se pusieron en camino”, realizó la ponencia Monseñor Omar de Jesús Mejía Giraldo, resaltó la importancia de caminar juntos. Emaús es punto de partida y también de encuentro que llena de alegría el corazón. Emaús abre horizontes y ensancha el corazón. Emaús crea fraternidad. Emaús nos invita a ser hombres y mujeres en salida y el sínodo nos invita a caminar juntos, vivir la cultura del encuentro, hacer presente la comunión y a ser una Iglesia fraterna y solidaria. ¿Cuál es la belleza del sínodo? La cultura del encuentro, el discernimiento comunitario y la lectura creyente de la realidad. El sínodo nos permite a todos abrir el corazón y compartir la fe de Cristo Resucitado desde un trabajo en comunión, desde una pastoral de conjunto. La invitación es acoger lo que nos dice el Papa Francisco “ser callejeros de la fe, ser una Iglesia en salida” y que nuestras comunidades vivan la sinodalidad.

Agradezco a Dios y a mi Provincia Nuestra Señora del Carmen por darme la oportunidad de participar de este VI Congreso Vocacional.

Hna. Dioselina Tabares Suaza, ctsj





Congreso de Pastoral Vocacional
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
CPV3
Congreso PV2