zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
23/05/2019
5° ENCUENTRO REGIONAL DE LAS FRATERNIDAD CARMELITANA DEL BAJÍO - MÉXICO DELEGACIÓN NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE
La Fraternidad Carmelitana de la región del Bajío -Ciudad de México, San Luis Potosí y Querétaro-, de Delegación Nuestra Señora de Guadalupe, vivió su 5° Encuentro regional el sábado 11 de mayo con la alegría de la Pascua de Nuestro Señor Resucitado, en la Casa Hogar de la Niña y la Joven en la Ciudad de Querétaro.

Fueron anfitrionas las dos comunidades que la Congregación tiene en Querétaro, y los cuatro grupos de Fraternidad Carmelitana que han nacido en torno a ellas. 

Desde nuestra llegada, nos brindaron una cálida acogida, y durante todo el encuentro se manifestaron muy generosas, con muchos detalles, una organización excepcional y esplendidas en la preparación de los alimentos.  Todo ello hizo que nuestro encuentro se desarrollara en armonía, en un ambiente de comunión, y los momentos de integración y de esparcimiento motivaron a una grande y gozosa participación.

La oración nos ayudó a vivir un encuentro íntimo con Jesús que nos permitió experimentar su compañía y presencia. Fue un momento sencillo, de reflexión profunda, sobre el acompañamiento que Jesús nos ha regalado a través del tiempo, en el proceso que hemos vivido como Fraternidad y, a la vez, darnos cuenta de que, en la Fraternidad, cada uno de nosotros aportamos la luz de nuestros dones, para alimentar, fortalecer y consolidar, el itinerario que vamos viviendo en cada una de las comunidades a las que pertenecemos.

La presentación del Carisma de la Congregación, nos ubicó en el sentido de identidad y pertenencia a la Familia Carismática de las dos Teresas, y nos mostró la importancia de trabajar en nuestras debilidades y fortalecer nuestros dones, para el servicio de la comunidad. Y nos alentó a seguir preparándonos para acrecentar el Reino de Dios en la tierra.

En la evaluación del día, pudimos constatar la alegría con la que llevó a cabo el encuentro, así como la belleza de su contenido, invitándonos a ser propositivos y decididos en cada uno de nuestros ministerios, recordando que somos un instrumento del cual se vale Jesús para abrazar a la humanidad.

 

Ana Celia Castañeda Almanza
Fraternidad Getsemaní. Querétaro - México.
Bajío 1
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
Bajio4
Bajío 3
Bajío 2