zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
03/07/2017
RETIRO “LA COMUNIÓN”
El 25 de junio dábamos por concluido el sexto año de formación del proceso formativo de religiosas – laicos de vida compartida “Que todos sean uno, como nosotros”, de la Hermanas Carmelitas Teresas de San José. Hemos acabado este año con un retiro sobre “La Comunión”, en la casa de los fraternos Manolo y Rocío, en el Terrón donde se encuentra la ermita de Ntra. Sra. de la Bella, patrona de Lepe.

Comenzamos a las 10:30 de la mañana. Nuestra reflexión sobre la Comunión ha tenido de modelo a la Santísima Trinidad y a la Sagrada Familia de Nazaret. Nos hemos dado cuenta de que el Señor llamó a cada uno de nosotros por su nombre para que estuviéramos con Él, junto a los demás convocados/as. Hemos caído en la cuenta de que Dios nos une en el amor desde la diversidad. Y de que si estamos dispuestos/as a acoger y a aprender a relacionarnos como la familia de Nazaret, esta decisión nos tiene que animar poco a apoco todo nuestro actuar. Hemos de buscar esa forma de mirarse, de acogerse, de hablarse, de animarse, consolarse, enseñarse y aprender como lo hacía la familia de Nazaret. Preguntarnos ¿Cómo actuarían ante esta circunstancia? ¿Qué sentían en este momento? ¿Cómo actuarían con esta persona?

Este retiro ha sido muy revelador y muy enriquecedor. Nos ha colocado a cada uno en nuestro sitio. Nos ha inyectado más ganas de seguir queriendo ser miembros de la Fraternidad Carmelitana “Anawín” tras la reflexión profunda y seria que hemos tenido a lo largo de todo el domingo.

A la una y media del mediodía hicimos un descanso, se incorporó nuestro párroco D. Carlos Javier, y Quike un seminarista del pueblo, que con la guitarra y sus cantos animó la Eucaristía que celebramos. Al escuchar la homilía de Carlos Javier tuvimos el pensamiento de que parecía que hubiera estado presente toda la mañana con nosotros, porque nos habló justo de lo que necesitábamos escuchar. Dios volvió a mostrarse muy misericordioso y muy bondadoso con nosotros.

Después compartimos la comida y las risas, y a continuación, seguimos trabajando en el retiro hasta su conclusión sobre las siete de la tarde.

Un regalo del Señor a través de nuestra primera y única Madre, María, que nos acompañó todo el recorrido y por la intercesión de Nuestras Venerables Madres Teresa Toda y Teresa Guasch, que estuvieron siempre presentes en esta experiencia.
Como el escalador, revivimos la experiencia saltando de gozo, nos maravillamos, deseamos dar gracias a todos y a todo, sentimos la unidad con el universo, con Dios y con la cordada.

Gracias Señor, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Manuel Ponce Ortiz y Rocío Valero Alcaide
Fraternos de la Fraternidad Carmelitana “Anawín
Lepe Huelva

retiro1
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
retiro3
retiro2